viernes, enero 15, 2010

Plenitud

Yo era un niño que observaba la luna llena y que le tenía miedo a los apagones, que no confiaba en los gatos hasta que un día, uno negrísimo rozó mi mano izquierda.

Al cabo de un rato se trepó a mi regazo y ganó mi mano derecha para sus caricias.

Obtuvo mi confianza para comer de mis pestañas -que luego escupiría sobre mi frente-

Secas las amontonaba para luego pasarme sus tetillas y su sexo cerca de la boca -apretada con fuerza hacia sí misma víctima de una higiene heredada-

Al finalizar sin éxito su primera tentación, se bajó de mi frente.

Quedé tumbado de espaldas, sólo para verlo transformarse en niña, bailando desde una pantalla, dibujando una serpiente.

Y me hizo que la amara, y que luego las amara a ambas, pero allí no había aventura ni nada nuevo -ni siquiera viejo-

Todo se resumía en la misma insulsa y rutinaria vuelta alrededor del borde de un caldero.

Salté de esa hojilla circular que hacía tiempo había perdido el filo.

Perdí la partida curtiendo lo distante.

Así, a solas escribo y a solas muero, sin interés por otra huida y sin siquiera interés por el miedo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

muy, muy bueno

abrazos

YT

mubrecomplicated dijo...

escribes muy bien transmites tus emociones a través de tu escritura...
pude imaginar cada acción de tu historia. cuidate saludos.

Desde La Barra dijo...

gracias anonimo

graicas mubrecomplicated

gracias a ambos por leerme

saludos!

Irene Linares dijo...

Me ha encantado.
Sigue escribiendo!

DINOBAT dijo...

Ni siquiera miedo a ti mismo...

memoriasdeunniñoviejo dijo...

hola
paso para decirte que tu blog esta muy bueno algo muy ingenioso
y aprovecho para decirte que soy nuevo en el mundo del bloog
y me gustaria que me dejes unos comentarios acerca de mis obras de arte que quiero compartir con todos...
bueno
muchas gracias :)

Desde La Barra dijo...

gracias a Irene, a Dinonat y a memorias...por leerme

un fuerte abrazo

Joaquin Ortega

fugapermanente dijo...

Qué imágenes... y... perdí la partida curtiendo lo distante?
Me encanta.