sábado, agosto 15, 2020

Ciro


Ciro

Joaquín Ortega

 

Frente al lugar donde se acaudilla la gente

Un edificio recibe ceniza

Tal cual las cabelleras se enlazan tras las orejas

Un animal formidable marcha invisible

Bajo los pies auxiliares

Que amasan hierro con dientes y listones

Aguas de fondo para su próspero Dios

Muchos nombres familiares

Eligen la voz de la viuda que será provincia

Repertorio hay para siete noches

Tambores y fuego por primera vez

Mas grande que todos los sueños

Ciro practica el motivo melódico

De uno de sus dedos

Rayando famas sobre el suelo



 

miércoles, mayo 06, 2020

2020


2020
Joaquín Ortega

Tal vez no seamos demasiado distintos
Y las raíces se acomoden al plato
Lo simple está frente a los ojos
Perdemos el sabor de la comida
Antes de que los niños salgan corriendo al pasillo
A ver
Arreglarse
Barrer un poco
Disciplinar al pantalón sobre la silla
¿Quién nos dice cómo morir
si la verdad es un secuestro?


martes, abril 28, 2020

(O)ccidente


(O)ccidental versus (A)ccidental

De la “o” del asombro a la “a” de la comprensión, occidente se cambió de nombre y ahora sabe que esa sociedad accidental vive más allá de  sus equivocaciones.


miércoles, marzo 25, 2020

Mal trueque


 

Mal trueque
Joaquín Ortega

Que mal trueque
Es merendar del plato de los asesinos
Suponer que al sonreír
No te anotan en su almanaque
Cada asesino tiene su método
Porque quitar de en medio es un apetito mortal
Nace con malcriadez en la mesa de los abuelos
Crece curvando ojos
Negando deslices
En la escuela frente al pizarrón
Piden aplausos
Y en la medida que se pasan de grado
El asesino escoge su poltrona
Y como quien sacude piedras de un zapato indiferente
Va rumiando excusas
Los asesinos suspiran el brinco del otro
Atravesando el pie hasta que la rodilla ajena rompe contra el piso
Los asesinos rayan lentes ajenos
En desquite por lo que son
De lejos
El tambor pregunta por redobles apretados
Su casa es el bastonazo que lo hace sonar
Los asesinos, matarifes y estranguladores
Espuman su ropa sucia junto a la de cualquiera
Y ese tercero igual se mancha desatento
Los asesinos moldean familias para continuar el trabajo de sus padrones
Los hijos
Barrerán las calles de sangre ajena
Y perfumarán los cadalsos que sus verdugos
papi y mami
Inauguraron
Los asesinos, matarifes y estranguladores
Le dan teta a sus críos
Se sientan allí a tu lado



viernes, julio 26, 2019

1974




1974
Joaquín Ortega

La repetición de nuestros padres
Salir al mediodía
Tomar el carro
Para almorzar en casa

Dejar el saco en la oficina
Quitarse la corbata en la mesa
Besar a los hijos
Que aprendían a hablar

En el respiro largo
En ese todo

Tiempo para la siesta
Para el regreso a la fábrica
Al telar
Al sonido inacabado
De las manos de peritos
Que enhebran
Y cargan lomos
De brasa y de vestido

El círculo se cierra
Nacimiento y llanto
Suposición de unas lágrimas
Que vienen a cuento por algo

Esa vida de padres
Sin horizonte de repuesto
De madres que el mejor ejemplo fue vivir

La alcancía de esa biografía
También era un ensayo



domingo, mayo 19, 2019

¡Oh! Democracia



¡Oh! Democracia
Joaquín Ortega

Naciste en Atenas
Sonando una campana en Filadelfia
Cromwell te arrullaba sin saberlo en un cadalso precoz
Salvándote de la guillotina
Fuiste sombra de teatro
Para el sofista y la Prima donna
En tu celebridad tiranos y  matadores
Cerraron su historia o afinaron su fama sin gloria
Haciendo un tan largo viaje
Dos siglos apenas te conocen de vista
De tanto confundirte nadie sabe si te has ido
O esperas tras bambalinas el pistoletazo de salida
Del bien común la conversa desandamos
Para recalar en grupos y subgrupos de WhatsApp
Haciendo recorta y pega
Y leyendo sin saber  leer
Que cada quien tira para su bolsa

jueves, enero 24, 2019

Milagros



Milagros
Joaquín Ortega


A veces los milagros se ven de lejos
Al margen de un camastro que baja por un arroyo
Cuando los necesitas no aparecen
Más bien parece que se han chiflado
Los milagros conservan números simples que puedes marcar
Incluso sin señal
Tienen el buen tino de dar vueltas en silencio
Los milagros pasan de mano
Como una dirección apuntada en un papel arrugado
Basta apenas hacer memoria
Engañándote
Ves para otro lado
Los milagros no piden respuesta de éste lado
Solo quedar en visto