jueves, noviembre 05, 2009

Chaguaramos Rotos

Chaguaramos rotos

Tan abajo como el aire

La montaña que pasó en silencio antes de ser derrumbada

Apoyada en sus patas delanteras

Como elefante ido de cabeza

Perdida en un regato que traga el alma antes que a los cuerpos

Mintiendo la mala palabra en una fricción y cinta

Lavanda bajo la cacería

Oferta de piernas póstumas en su alegría de ruedas ajenas

Otra promesa secada al sol

Paredes desgarradas que se sostienen por la sombra de

Un faro mudo imaginario

Chispazos de arena

Marmolada en círculos ebrios

2 comentarios:

cr dijo...

Me sorprendes con la imagen de chaguaramos rotos.
Siempre los he visto erguidos, aún estando muertos.
Eso busco en la poesía, cosas que no tengo.
Un abrazo

Joaquín Ortega dijo...

que bueno que te sugirio algo el texto Cinzia

gracias por leerme

beso y saludos

J